sábado, 30 de enero de 2016

En la medida de lo imposible

Nos gusta creer en héroes. El médico capaz de sanarlo todo. El maestro con sabiduría y paciencia infinita. Los padres que nunca fallan.. Los amigos que no se equivocan. La pareja que nos da todo aquello que debe adivinar y comprender. Nos gusta creer en héroes y heroínas. De esos que trascienden siempre los límites de lo esperado. Pero, es costoso atravesar esas lindes si esperamos siempre más allá y sin medida. Queremos más. Acaso les creímos pequeños dioses, envueltos de un aire cotidiano, que les volvía cercanos y disponibles. Luego el tiempo los volvió reales, con sus propias necesidades descubiertas, desprovistos del poder ilimitado que les habíamos atribuido. Y debemos perdonarnos el haberles vuelto héroes. Tal vez ponernos, alguna vez, su rol o disfraz en la vida. Ojalá hubiesen sabido ser héroes. Un día, sin más, alguien nos mira del mismo modo que nosotros les habíamos mirado, queriendo más, siempre más. Y entendemos que nuestros héroes hicieron más de lo que podía pedírseles en la medida de lo imposible.

No hay comentarios:

Publicar un comentario